Perú sigue viviendo acá

3
Raquel y Edwin son de Perú. Raquel se mudó directamente a Múnich, donde ella está viviendo con su novio ahora. Edwin primero se mudó a Madrid, lugar donde él iba al colegio, después de algunos años él y su familia decidieron ir a Alemania para vivir definitivamente. Los dos se encontraron aquí y después de poco tiempo notaron que ellos tienen los mismos modos de ver la vida y con el tiempo su relación profundizó cada vez más.11

Ellos piensan que su identidad cultural no ha cambiado. Según Raquel “la identidad siempre queda,  pero es flexible, te vas acoplar a la nueva cultura, pero no cambiarás la forma como tú has crecido”. Ella se identifica con sus costumbres, la comida, los bailes, la música y costumbres que tiene como por ejemplo en las celebraciones de fiestas tan importantes como en  navidad  cocinar algo exquisito y esperar hasta las doce en la noche para comer juntos con toda la familia. Raquel y Edwin nos dan hospitalidad. Nos reciben con calor humano y nos sentimos enseguida como si estuviéramos en casa. Cocinaron para nosotros un plato tradicional de Perú. La cocina peruana, el baile, la música, están siempre presentes en su hogar de Múnich. Lo cual no quiere decir que no se sientan integrados.  En general se sienten bien en Múnich,  es como una segunda casa para ellos, pero todavía hay algunas situaciones que siguen siendo extrañas para los dos. Por ejemplo que los vecinos no saluden al salir de su piso, que no hablen contigo; algo inconcible en Perú, donde el vencindario a veces sustiye a la familia en multitud de ocaciones.

En general se sienten felices y orgullosos de su cultura influída por las vivencias de infancia y las personas con las que crecieron. Su vida en Alemania es para ellos superación, nuevas experiencias y sobre todo aprender cosas nuevas.

Anuncios