Identidad cultural

Identidad cultural.

En los últimos meses, ha sido un término sobre el que se ha discutido hasta la saciedad. Aquí en Alemania, en España, en los países de la Europa del Este, en los Estados Unidos, en Gran Bretaña. El sueño de la generación Erasmus, a la que pertenecemos muchos de los docentes de mi generación, parecía sucumbir ante un nacionalismo exarcerbado que desde hace algunos años se extiende lentamente tanto en Europa como en el resto del mundo.

Nunca me he sentido realmente “española”. Desde que tengo uso de razón, recuerdo que siempre mi sueño era el vivir en, conocer países extranjeros. En la biblioteca de la casa de mis padres en Salamanca, una ciudad de la meseta castellana, descubrí que existe un lenguaje especial que nos une a las personas. Para mí, fue entonces el lenguaje de la literatura, para otros puede ser el arte, la música o por qué no el lenguaje de la ciencia. Los lugares, dónde vivimos, dónde crecemos o dónde estudiantes, son accidentes que, naturalmente, nos marcan de una manera especial en nuestra manera de ser o de actuar. Pero no dejan de ser “accidentes” que pueden ser “revocados” cuando decidimos trabajar o estudiar en el extranjero.

La cuarta edición de Blog Intercultural pretende mostrar algunos caminos de la búsqueda de la propia identidad en una cultura diferente. En la mayoría son ejemplos de un deseo intenso de huir de la “accidentalidad” de nuestra supuesta identidad cultural.

Os deseamos que disfrutéis de del Blog

Begoña Prieto Peral

 

 

Anuncios