Ecuador versus Alemania – Una mirada entre bastidores.

Vero (28) y Daniel (29), dos ecuatorianos de Cuenca. Una doctora y un ingeniero. Deportistas, musicales, aventureros. No están buscando su identidad cultural. La tienen en lo más profundo de su corazón.


La llegada a Alemania y el idioma más difícil del mundo

Daniel: Yo llegué a Múnich en octubre 2015, para estudiar la maestría. Ahora estoy en mi ultimo año y estoy escribiendo mi tesis.

Verónica: Estoy aquí desde febrero del año anterior, vine para hacer mi especialidad de medicina en el hospital. Para mi fue importante estar en el mismo país como mi marido.

Daniel: Antes de venir no sabía nada de alemán, ahora tengo conocimientos básicos y para mí es todavía muy importante mejorar mi alemán.

Verónica: La primera vez que estuve en Alemania fue hace nueve años y viví con una familia alemana en Münster. Allí tuve la oportunidad de visitar una acadamia de idiomas para estudiar alemán durante dos semestres. Cuando volví a Alemania por segunda vez, viví en Düsseldorf para hacer un curso intensivo más ó menos de siete meses y durante las vacaciones tuve  tiempo para viajar. Ahora volví la tercera vez, esta vez a Múnich en febrero  de 2016 y sigo disfrutando de este país.

El comienzo

Daniel: Tengo experiencias de todo tipo. Llegué con suerte porque  al principio en Alemania viví con una familia muy amable y bondadosa que me trató muy bien. No obstante también he conocido a muchas personas muy duras y directas aquí. Se trata de una cuestión de mentalidad entre los alemanes y los ecuatorianos porque nosotros latinos no somos muy directos como por ejemplo los alemanes, y me tuve que acostumbrar. También siento que hay mucha gente que está cansada de los extranjeros en Alemania. Hablo inglés y alemán en mi trabajo y prácticamente todos mis compañeros de trabajo hablan inglés.

Vero: He tenido experiencias de todo tipo tanto buenas como malas. Al comienzo de mi estancia en Múnich no conocía a nadie porque todos mis amigos viven cerca de Münster y nadie vive en Múnich. El comienzo fue muy difícil para mí  porque también Münster está lejos de Múnich para visitarles. También fue muy difícil encontrar a nueva personas porque los alemanes son un poco más conservadores y un poquito más cerrados y se tarda mucho tiempo hasta conocerlos. Pero con el tiempo he conocido a muy buenas personas. Aunque se tarda mucho tiempo en conocer a personas aquí en Alemania, si las conoces es una amistad buena y dura en el tiempo. En mi trabajo tuve mucha suerte porque mis compañeros de trabajo son muy abiertos también y a día de hoy tengo una buena relación con ellos y me gusta bastante su personalidad. Pero también hay gente que no tiene mucha paciencia y  a la que no le gusta mucho explicar cosas o algunas personas no tienen interés en conocer otras culturas o personas nuevas. Todavía hay esas personas y problemas en mi vida pero no tanto como en mi comienzo porque ahora hago muchas cosas en mi tiempo libre por ejemplo hago actividades, conozco gente con quien salir y no sólo existe el trabajo en mi vida.

DSC00055 1

¿Qué es típico de Baviera?

La integración

Daniel: Tengo experiencias diferentes: buenas y malas. Entonces por parte me siento integrado y por otra parte no. Por ejemplo aquí mis días son más estructurados y siempre hay un horario organizado para cada día y con esto me siento integrado, esto es lo que me gusta de Alemania. Pero por otro lado no me siento cómodo por ejemplo entender y hablar el idioma aún es muy difícil para mí y por eso muchas veces no me siento incluido en los grupos como cuando no entiendo las conversaciones entre los alemanes.  Pero en mi comienzo eso fue el problema más grande pero todavía aún me pasan situaciones así.

Vero: Cuando volví la segunda vez a Alemania fue igualmente difícil como la primera vez porque la segunda vez vine para trabajar y no para divertirme o viajar, que es una diferencia grande. Con el tiempo me acostumbro bastante a muchas cosas pero hay algunas cosas que todavía extraño, cómo mi familia, mis amigos y mi país. Por otro lado disfruto mucho la libertad y la independencia que tengo aquí en Alemania.

DSC00067 1

Munich, ciudad mundial con corazón – “Weltstadt mit Herz”?

El trato en Ecuador con los extranjeros

Hay una grande diferencia porque los latinos son muy abiertos, les gusta mucho la gente extranjera, y también les gusta ayudar mucho a la gente y a veces más de lo que  la gente espera.  Ya hemos contado que importancia tiene la familia en latinoamérica y así tratamos a los extranjeros también.

El cambio de la vida

Daniel: Ahora soy puntual. Me preocupo más y es que cuando llego tarde  me siento mal y tengo que avisar a la persona. Pero es bueno porque es algo positivo. Intento pensar como alguien de aquí y trato hasta cierto punto de respetar. Aunque no comparta muchas cosas, respeto lo que piensan. Y por otro lado a veces cuando encuentro a gente que es muy dura  o no tan amable también incluso intento  entender lo que dicen pero la paciencia a veces no es tan grande.

Vero: Ya me sigue también un poquito más puntual. También respeto más las reglas, en mi país hay reglas, pero la gente no las cumple. En cambio aquí es lo contrario, casi todos cumplen las reglas. Y se toma todo más serio y hay multas – todo lo que en nuestro país no hay. Y también ahora a mi me cuesta mucho ser más directa, pero creo que es algo que poco a poco he aprendido. Y a veces me pasa que si hablo con mis padres por ejemplo, soy más directa y siento que mi mama está como “woaaaaah” . Y yo no me doy cuenta, pero es algo normal aunque ella igual no me diga nada, porque nosotros somos así. Pero yo lo siento y cambia el tono de voz y ya …

Y que más, ¿cerveza? En Ecuador no se bebe cerveza, y ahora me gusta mucho más.

La comida alemana también me gusta, pero lo más que más me gusta a mi es que hay mucha diversidad. Hay restaurantes de todas las partes del mundo. Lo que no hay in Ecuador. Siempre puedes probar algo nuevo. Hay muchas eventos artísticos y culturales – en Ecuador hay también,  pero no llegan artistas como acá. Y también como todo organizan. Los museos, me parece increíbles, mercados navideños, también no hay en Ecuador. Eso es que aprovechamos mucho aquí, que nunca te aburres.

Daniel: Aquí aprendes a valorar más el espacio. En nuestro país es normal tener una casa muy grande. Pero aquí en cambio por más que tengas dinero, no consigues como un lugar donde vivir, son muy pequeños. Aprecias el espacio y también te das cuenta que no es necesario tener tanto espacio.

He aprendido a valorar más la organización. Cada evento y cada cosa que hacen se coordinan mucho, con invitaciones por mails y flyers. Pero cuando quieres tener una cita con alguien, tienes que comunicárselo. Por ejemplo: Si solicitas un trabajo, te mandan un e-mail respondiéndote  en dos semanas y la fecha de entrevista es dos semanas de la respuesta del e-mail y al final todo el proceso podría durar dos meses. En este caso es un poco exagerado, pero con eventos esta bien.

Vero: Pero a veces es con tanta anticipación, que por ejemplo para un concierto para el próximo año tienes que comprar los entradas ahora, eso en Ecuador nunca podría ser pensado que para la entrada de un  concierto del año próximo tienes que compras las entradas con tanta antelación. Tienes que planificar todo con mucha anticipación. Pues a veces no sabes donde vas a estar el próximo año, si en el trabajo te dan vacaciones o no .. Tienes que avisar con una anticipación de dos semanas. Nada es espontáneo. Eso falta aquí.

DSC00035 1

Servus, cerveza rubia y salchichas blancas  – costumbres bávaras

Las diferencias más grandes

Daniel: En la forma de ser latinos americanos, somos más relajados y no hay siempre una línea recta.

Vero: Las costumbres son diferentes por ejemplo los latinos son muy abiertos en comparación con los alemanes que son muy conservadores. En general se tarda más tiempo conocer a gente en Alemania pero si conoces a alguien es una amistad más duradera. En Alemania todo es más serio en cambio a los latinos que son más ligeros y no se toman todo muy en serio. Tampoco cumplen mucho con sus palabras  lo que significa que hablan mucho pero no llegan a cumplirlo. Los alemanes por ejemplo cuando dicen algo lo hacen.

La religión es más importante para los latinos que van más a la iglesia y a las misas y son más religiosos por ejemplo la semana santa y navidades son muy importante en el sur de américa en las que se pasa siempre junto con la familia.

Otra diferencia es la dependencia de la familia. La familia es muy importante y siempre está presente. En Alemania los jóvenes se independizan muy temprano para vivir solos pero en Sudamérica la gente se queda en casa hasta el matrimonio porque es la costumbre y es lo más normal.

Otra importante diferencia es que los latinos no expresan sus sentimientos lo que significa que ellos no dicen a la gente directamente lo que les molesta, cómo los alemanes hacen. Los latinos no  se enfrentar mucho a la gente directamente.

También los latinos no son muy puntuales en sus citas como por ejemplo si nosotros invitamos a amigos para cenar a las 20:00, sabemos que nadie llegará a las 20:00 horas  puntual.

Daniel: Excepto la misa y el fútbol nada empieza puntual en Ecuador. 🙂

DSC00021 1

¿Os gusta el “Oktoberfest”?

Costumbres y tradiciones ecuatorianas.

Una costumbre típica ecuatoriana es la comida que preparamos siempre en casa, por ejemplo comida con arroz y verduras, en cambio en Ecuador dónde comemos más carne. Por desgracia no hay restaurantes ecuatorianos en Múnich.  Además estamos acostumbrado a la naturaleza, vivimos cerca de las montañas en Cuenca como aquí en Múnich. Todavía hacemos mucho deporte, salimos y viajamos pero de una forma diferente. En Ecuador jugamos siempre racket ball, que no se puede aquí.

Las diferencias más grandes las vemos en navidades, porque normalmente celebramos con todas nuestras familias, son cien personas más ó menos. Pero no solo en días festivos, también vemos la a familia todos los domingos. Aquí nos encontramos con nuestros amigos para no estar solos. El año pasado por ejemplo mi hermano vino para visitarnos en navidad.


¿Alemanes en partes o todavía 100% latinos?

DSC00043 1

Vero: Yo me siento latina todavía, completamente. Pero por ejemplo mis padres vinieron en abril y mi papa me dijo “estás tan alemana”. Dice que me he convertido en una persona muy estricta, pero para mí es algo normal ahora. Yo todavía me identifico como latina. Aunque a veces no me comporte como latina, pero me siento así 100%.

Daniel: Te acoplas y te acomodas aquí pero todavía me siento latino. Eres puntual y sigues las reglas claro, intentas aceptar el sistema. Pero por otro lado cuando vamos a una fiesta latina para bailar – ¡es como estar en otro mundo! Y eso es algo con lo que me identifico mucho y creo que nosotros los latinos disfrutamos de una forma diferente las fiestas. Las fiestas alemanas me parecen un poco aburridas. Una fiesta de aquí para nosotros es más como una reunión. Es más como pre-lash antes de la fiesta. En cambio, ¡nosotros hacemos pre-lash pero después hay fiesta! La fiesta es bailar, la fiesta es música, si no se baila no es una fiesta. Y cuando bailas, no bailas solo, bailas en parejas y es algo normal. Cuando las mujeres no tienen pareja bailan entre ellas pero en Ecuador no hay hombres bailando juntos. En Ecuador si quieres bailar con alguien se pregunta, pero aquí – nadie pregunta a nadie. Es más fácil de encontrar a alguien.

DSC00026 1

¿Queréis volver a Ecuador un día?

 

Anuncios