Carmen

¿Qué define tu identidad?

Carmen argumenta en la pregunta. „Por un lado, mis raíces son más que nada de mi mamá. Me crió en una forma muy, digamos, peruana ‚clásica’”, dice ella. Para mí, Carmen no parece nada tradicional. Más bien parece ser innovadora, pienso yo. Con los tatuajes que tiene en sus manos, por su apariencia exterior, nunca pensaría que tuvo una educación conservadora. „Quiero decir… “, sigue ella, „me crió con mucho énfasis en la familia, en cómo me comporto, en mi educación “. Nos cuenta que su madre es típica peruana, considerada por ella como anticuada.

„Para ella una buena educación es muy importante. Educación en el sentido del comportamiento, si digo „gracias“, si tengo respeto, si me siento bien en la mesa, si actúo como una señorita… este tipo de cosas“. Hace una pausa, nos mira como si quiere saber si hemos entendido lo que quiere decir, ahora entiendo mejor. Explica que ser cortés siempre fue importantísimo en su familia.

Unbenannt1

Con una sonrisa, sigue contando: „También quiso ella durante mucho tiempo que dejase la puerta de mi habitación abierta, no la podía cerrar” Nunca pudo tener su privacidad, lo que es tan normal aquí en Alemania. „Mi mamá veía esto como algo grave, una cosa que hacías, si estabas mal educado “. Me llama la atención que no menciona la palabra „educación” en conexión con su padre.

Así termina por parte de su madre peruana. Continua su historia con su nacimiento que fue en Múnich. „Crecí aquí, con muchos amigos de acá. Mi papá es alemán, o sea todo mi alrededor fue alemán. Siempre tenía una forma muy liberal de ver la vida, porque es como es aquí “. Ilustra lo que dice con el ejemplo de homosexualidad, que es todavía un tabú social en Perú. „Pero yo, yo tengo una forma muy liberal de ver la vida. Mis amigas y amigos vienen de varios países, tienen diferentes religiones y diversas biografías”. Nos conta que cada uno de ellos influenciaron a ella y contribuyen a quien es hoy.

„Pues, como ya dije, recibí una educación “, hace una pausa para pensar, „digamos… un poco más conservadora en un país muy liberal. Por eso me siento como una mezcla total” Entiende muy bien las costumbres de su mamá, cuando va a Perú para visitar su familia. Conociendo las dos culturas, Carmen diferencia y compara: „Para mí, yo intento obtener las mejores cosas de los dos mundos que son muy diferentes. Pero cada uno tiene su parte buena y mala “. Pero conecta los dos mundos en los que se crió de una manera simple: „Ahí hago lo que me gusta, y lo que no me gusta, yo no lo hago“.

 

¿Qué emociones evoca la palabra hogar en Carmen?

 

¿Quién muere más feliz?, el típico peruano o el típico alemán.

Se pone a pensar. “Esa es una pregunta bastante difícil…” Luego empieza a contar, sin embargo. Aprendemos que “talvez” la vida de un peruano sea más tranquila, menos enfocada en trabajo. Un factor que es más importante para un peruano es la familia. Siguiendo esa idea, el peruano quizás muere más feliz, porque pasa los últimos años con su familia. La idea del “Altenheim” – un silo de ancianos – parece que no existe en la identidad cultural peruana. “¡Uno vive en un ambiente bonito, con sus nietos y biznietos, sentadito en su silla […] – pero siempre con su familia!”

Al otro lado hay factores que te ayudan como viejo en Alemania. “En Perú también hay doctores buenos – pero son más caros allá.” Para mucha gente de Suramérica bastante razón a traer sus padres a Alemania – teniéndoles cerca y en buen tratamiento. “Aunque por ejemplo mi abuela no quiere venir acá.” ¿Pero dejar a sus padres solos? ¡No es una opción! “Mi mama se siente obligada a regresar!” – Una situación difícil! ¿Mantener a tus padres sanos en Perú? “Eso [completamente] depende de la plata!”, dice Carmen.

Pero nos interesa la historia completa, no solamente la vejez. “En verdad no se puede decir: Allá uno es más feliz que acá.” La ventaja de una vida en Alemania que viene primero a la mente de Carmen es el viajar. “Si te alcanza la plata para ir a otro lado dentro del país [como peruano], ya tienes mucho.” Pero, pondera: “Tienes más tiempo, más calidad con tu familia.” Un peligro en Alemania para Carmen: Enfocarse demasiado en su trabajo, no usando el dinero que se gana al propio.

WhatsApp Image 2017-12-10 at 15.00.34

“[También] trabajan mucho en Perú”, nos dice, “pero no se estresen.” Y nos cuenta una historia que para un alemán es difícil de creer: “¡Mi mama, mucho tiempo no sabía lo que significa estrés!” Los alemanes usando la palabra la confundieron mucho. “Allá la gente está todo el día vendiendo sus chicles […], pero llegan a casa y no se preguntan […]: “He cargado mucho?”” Otro factor de la felicidad peruana para Carmen es, que la gente no se compara tanto, como en Alemania. Algo que te puede traer envidia a tu vida. Pero lo ve cambiando cada vez que visita a Perú: “Se abre un poco más, se americaniza un poco más.” Un fenómeno que ella conecta con la divulgación del internet, “más que nada en la ciudad.”

“Si tienes tu chicha morada y no conoces Coca Cola, no lo vas a querer”, añade. Pero también lo ve como una chance el conocimiento de otras culturas, “Siempre viniendo lo mismo no vas a ser la persona más feliz.” Con una sonrisa repite lo que ha dicho muchas veces durante nuestra conversación: “Es difícil, no se puede decir que un peruano o un alemán sea más feliz.”

¿Qué dice Carmen al populismo?

 

 

¿Que piensan tus familiares allá de ti o como se imaginan y suponen tu vida en Alemania?

 

Al hacerle esta pregunta a Carmen su cara se iluminó con una sonrisa un tanto culposa y más cómplice y su risa llenó un por momento el restaurante africano en aquella tarde de invierno. Me miró y me explicaba que variaba depende del estatus social de los miembros de su familia, por una parte los de menos recursos económicos los cuales pensaban que tenía mucho dinero y que vivía muy bien en Europa, “cuando se enteran que por cualquier motivo pude ir por ejemplo , a Paris, se quedan con los ojos como platos y hacen preguntas sorprendidos y un poco con envidia, a lo que yo respondo con un “es que no hay mucha distancia” pero no sé si eso mejora las cosas” por otro lado los que gozan de un mejor nivel de vida, no le hacen preguntas pero le lanzan miradas y gestos que le indican que ellos también piensan muchas cosas que solo están en su imaginación.

Unbenannt

Al final los latinos tenemos muchos prejuicios de otros al igual que de nosotros mismos, pero esto no es malo, ya que de forma directa o indirecta constituye una parte importante de nuestras creencias y saberes y esto es fundamental a la hora de definir nuestra identidad cultural como pueblo e individuos.

¿Que opina Carmen sobre la palabra integración?

Anuncios